martes, 19 de abril de 2016

Filled Under:

Conferencia de Ana Cacho 19 Abril 2016




Las abogadas Sharon González y Brenda Berríos calificaron como un acto de “justicia” la sentencia de la jueza Wanda Cintrón Valentín, del Tribunal de Bayamón, que mandó al Departamento de la Familia (DF) a iniciar un plan de servicios que permita evaluar si la hermana menor del niño Lorenzo González Cacho debe regresar a vivir en el hogar de su madre, Ana Cacho.

Las representantes legales de Cacho en el caso por alegada negligencia se presentaron esta tarde en un restaurante de la capital junto a la madre de los tres niños para hablar de la resolución de la jueza que fue notificada el pasado jueves.

La primera en tomar la palabra fue Ana Cacho, quien evidentemente emocionada, agradeció a todas las personas que la ayudaron durante estos seis años.

“Gracias a todos por estar aquí. Quiero darle las gracias a Dios por la fortaleza que me dio para llegar a este punto. Ha sido difícil y cuesta arriba, pero ha valido la pena, porque mis hijos valen la pena”, dijo Ana Cacho.

La mujer añadió que se sentía contenta porque iba a poder ver a sus hijas de 11 y 19 años. Agregó que estaba lista para tenerlas consigo desde ya. “Yo respeto a mi hija, sé que me ama y sabe que yo la amo. Yo quisiera que me devolvieran a mis hijas porque a mí me las quitaron. Estoy lista para recoger a mis hijas, preparar loncheras y llevarlas a la escuela. Me hacen falta, extraño a mis hijas”, acotó.

RELACIONADOS:
Evaluarán si hija menor de Ana Cacho debe retornar a su hogar
hace 5 horas

Por su parte, la licenciada González expuso que la sentencia de la jueza Cintrón Valentín hace justicia porque “el tribunal escuchó toda la prueba” y lo que dijeron todas las partes.

“La jueza plasmó en este escrito lo que había que hacer. Esta sentencia establece que el Departamento de la Familia remueve un menor tiene la obligación de retornar una vez le da tratamiento a la familia. Para ellos no hacer eso, tienen que ir al tribunal para que los autorice a hacer eso”, dijo González.

La letrada apuntó que el tribunal estableció que el DF debió haber establecido un protocolo para que las niñas de Ana Cacho regresaran con su madre y ese proceso no se dio en este caso.

Mientras, la licenciada Berríos puntualizó que la determinación se da en cumplimiento de una determinación del Tribunal Supremo, luego de haber revocado a la jueza Sonia del Toro. “Esa sentencia (la de la jueza Del Toro) fue revocada dos veces. El Tribunal Supremo enfatizó que el proceso se debía dar nuevamente”.

Berríos agregó que “el proceso judicial en Bayamón fue justo, imparcial y con una observación increíble del proceso de ley”.

“El Departamento de la Familia cuando inició su proceso en 2010 llevó un proceso no solo fuera del marco de ley, sino que fue selectivo y discriminatorio. Se caracterizó por usar el juicio social y moral que se hizo contra la señora Ana Cacho”, puntualizó Berríos.

0 comentarios:

Publicar un comentario